El concepto de envejecimiento saludable incluye tres componentes principales: baja probabilidad de padecer enfermedades o invalidez, elevada capacidad funcional física y cognitiva y mantenimiento de una vida activa en la sociedad.

Por ello es fundamental que a cualquier edad (jóvenes, adolescentes, adultos, personas mayores, muy mayores) se tenga en cuenta que la dependencia se puede prevenir, que se puede lograr un envejecimiento o, mejor dicho, una forma de envejecer saludable.

Es necesario empezar desde la infancia con esta prevención, que no es otra cosa que hábitos de vida saludable útiles para todas las edades.

[Tweet “A cualquier edad de la vida, la dependencia se puede prevenir”]

¿Cómo se define al envejecimiento activo y saludable?

La organización mundial de la salud introdujo, en 1999, el concepto de envejecimiento activo con la intención de transmitir un mensaje más completo que el de envejecimiento saludable, reconociendo los factores que junto a la atención sanitaria afectan a la manera de envejecer de los individuos y las poblaciones.

Lo define como el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. Esto podría traducirse como promoción de la salud y prevención de enfermedades, compromiso activo con actividades comunitarias y sociales, y reconocimiento de los derechos de los adultos mayores.

12 pasos para lograr un Envejecimiento Saludable

  1. Dieta antinflamatoria: Comer más verduras y frutas de toda la gama de colores (cúrcuma, jengibre, melón amargo, aceite de oliva, frutos secos, pescados azules no contaminados por mercurio como el salmón rojo, que protege el organismo de enfermedades como cáncer, enfermedades cardiovasculares y el alzheimer.
  2. Complementos dietéticos: Dosis necesaria, consumir vitamina D ayuda a evitar las enfermedades en los huesos (osteoporosis).
  3. Medicina preventiva: Realizarse pruebas diagnósticas para evitar enfermedades o patologías como el alzheimer, cáncer, enfermedades cardiovasculares, las cuales prevalecen más en personas mayores.
  4. Actividad física: Realizarla de acuerdo a la edad. Lo más recomendable es caminar y practicar natación. Decir no al sobrepeso, para un bienestar óptimo.
  5. Dormir más: En una forma adecuada mantiene la actividad física y mental, al tomar una siesta de 15 a 20 minutos se adquiere una mejor función mental.
  6. Control del estrés: Realizar sencillas técnicas de respiración (yoga – tai chí), para evitar el estrés.
  7. Mantenimiento mental: Ejercitar la mente, realizar ejercicios de agilidad mental para la memoria o aprender otro idioma; el esfuerzo que se hace para aprenderlo ayuda a ejercitar el cerebro.
  8. Mantenimiento social: Integrarse con otras personas, salir, tener amigos y/o pareja.
  9. Flexible mental y físicamente: La capacidad para desenvolverse en la vida, permite que el ser humano se adapte a los problemas que se presenten y los solucione con facilidad, cultivando el espíritu.
  10. Beneficios para el envejecimiento y una vejez digna: Generan bienestar.
  11. No negar el envejecimiento y la vejez: Por el contrario aceptarlo y vivir dignamente.
  12. Dejar un legado ético: Los valores que se pueden dejar a las nuevas generaciones para que se sigan cultivando, y proyectar una vejez con aspectos positivos.

[Tweet “No negar el envejecimiento y la vejez, por el contrario hay que aceptarlo y vivir dignamente.”]

Tomado del libro “Envejecer saludablemente”, escrito por el médico estadounidense Andrew Thomas Weil en 2006.

 

Deja una Respuesta